O sobre los desafíos del crecimiento: los cinco problemas más comunes que enfrentan las OSC.

Toda organización de la sociedad civil (OSC) comienza con una idea de cambio relacionada con un problema socia. Luego, un pequeño grupo de personas comienza a implementar actividades en función a ella. La diferencia entre una OSC y otras organizaciones es que la idea inicial que une a sus miembros busca cambiar la realidad social para mejorar las condiciones de vida de las personas.

La gestión y la coordinación son relativamente fáciles en las primeras etapas de una OSC porque los equipos suele ser pequeños y tienen una noción compartida sobre aquello que quieren implementar. 

¿Cuándo empieza a complicarse la gestión interna de la organización? 

Cuando su trabajo es reconocido por otras organizaciones, actores y usuarios o personas que se benefician de su labor. Una vez que las organizaciones alcanzan este nivel, su trabajo comienza a ser más solicitado y genera una carga laboral que no puede ser cubierta por el personal y la estructura inicial de la organización.

El éxito trae consigo nuevos desafíos. Establecer una organización es un proceso complejo que requiere planificación, visión y gestión para mantenerse en curso y sobrevivir a la etapa de crecimiento. En otras palabras, la organización debe institucionalizarse estratégicamente para evitar ser víctima de su propio éxito. 

Los retos de cara al éxito

COMETA ha identificado cinco problemas recurrentes a los que generalmente se enfrentan las organizaciones cuando buscan consolidarse:

1. Falta de una visión estratégica de largo plazo

Al implementar la idea que reune a sus fundadores/as, las organizaciones generalmente tienen una misión definida. Sin embargo, la demanda y las cargas de trabajo obligan a que las organizaciones generen una visión institucional a largo plazo una vez que llegan a este punto de inflexión. Tener claridad sobre los cambios que la organización quiere lograr les permite:

2. Definición de las necesidades de una organización

Las organizaciones requieren de procesos de fortalecimiento y desarrollo institucional que les permitan pensar en la organización como un colectivo. Es necesario elaborar colectivamente esta visión global para identificar las necesidades institucionales y priorizar elementos estratégicos para el crecimiento de la organización y el bienestar del equipo.

3. Funciones y responsabilidades

En medio de equipos en crecimiento, la organización debe tener claras las funciones y responsabilidades del personal. Las responsabilidades y los procesos de toma de decisiones se desdibujan cuando el equipo y las actividades de la organización aumentan. Ante esta situación, las organizaciones necesitan:

4. Establecer procesos internos para la gestión organizacional

Como cualquier otra organización, las OSC no están libres de procedimientos administrativos, legales y de gestión interna, los cuales son esenciales para el funcionamiento, la sostenibilidad y la rendición de cuentas de su trabajo. Identificar y trazar rutas para institucionalizar estos procesos es vital para su crecimiento.

5. Sostenibilidad financiera

La sostenibilidad económica de la organización cubre los costos operativos, salarios y posicionamiento en el ecosistema de la sociedad civil para la recaudación de fondos. Sin embargo, recaudar fondos requiere que las organizaciones tengan una visión estratégica convincente y bien estructurada para presentarla a los donantes.

¿Por dónde empezar?

Consolidar una organización es una tarea desafiante, pero algunas herramientas facilitan este proceso. En COMETA, nuestra misión es construir y fortalecer las capacidades y procesos estratégicos de nuestros clientes a través de un acompañamiento sostenido y personalizado. Ante la necesidad de visión estratégica, necesidades institucionales para el crecimiento y la definición de roles y responsabilidades, COMETA ofrece apoyo estratégico a organizaciones, donantes y redes de la sociedad civil donde realizan una reflexión estratégica en varias etapas:

  1. Primero, realizamos una reflexión estratégica sobre el contexto (desafíos y oportunidades), logros y lecciones aprendidas. 
  2. Después, en conjunto con todas las personas del equipo, revisamos la misión y desarrollamos con todo el equipo una Teoría del Cambio (TOC), la cual se conforma por una serie de “hipótesis que indican cómo lograr el cambio esperado” (Farmelo, 2014). Estas “hipótesis”, u objetivos estratégicos, reflejan los cambios que buscan lograr las organizaciones en el corto, mediano y largo plazo, con su trabajo. 
  3. Una vez fijadas las metas, desarrollan rutas de impacto y/o planes estratégicos, que son “un resumen de la misión, visión, resultados esperados, estrategias y actividades centrales de la organización y cómo se relacionan entre sí” (Farmelo, 2014) . 
  4. Finalmente, luego de definir la contribución específica de la OSC, pueden deliberar sobre la estructura necesaria para llevar a cabo las actividades en las rutas de impacto y los roles y responsabilidades de cada miembro del personal.

Sobre el aspecto financiero

COMETA también ofrece apoyo en resiliencia financiera para enfrentar los desafíos de sostenibilidad económica de la organización. Con esto, buscamos construir capacidades y conocimientos para que la operación y movilización de recursos se convierta en el eje de una estrategia institucional de sostenibilidad e impacto. 

Por eso, trabajamos con organizaciones en sesiones enfocadas en cinco aspectos críticos de la gestión de recursos financieros: presupuesto, diversificación, contexto financiero, liderazgo y comunicación. Este proceso permite a los participantes diseñar e implementar acciones hacia la sostenibilidad a través de la integración de los programas y equipos administrativos, fortaleciendo sus capacidades para definir sus necesidades de financiamiento, movilización y gestión de recursos.

El proceso de consolidación de una OSC es complejo y sin duda representa un desafío. Desde la perspectiva cotidiana, puede parecer que el trabajo sustantivo de la organización es el aspecto más relevante. Sin embargo, si el trabajo sustantivo no se organiza estratégicamente, se corre el riesgo de perder el rumbo. El crecimiento es una etapa que se puede transitar fortaleciendo la visión estratégica y las capacidades de desarrollo institucional de las organizaciones.

Referencias:

Farmelo, Martha. 2014. “Sugerencias para Elaborar una Teoría de Cambio”.

Fundación Hewlett.

https://www.rendiciondecuentas.org.mx/wp-content/uploads/2015/03/Guia-TOC-v.-Mar-11-2015.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *